lunes, 4 de agosto de 2008

Travesuras de un inocente niño suburbano.

Despues de pasar una infancia muy tranquila, donde era gustoso por la lectura, tanto que mi vieja me quitaba los libros porque no le daba bola a la escuela ni a lo que ella me mandaba hacer. Ese gusto por la lectura se lo debo a mi viejo, y a mi tia que tenia una libreria en Haedo y me regalaba muchos libros.
Pero esa epoca dio paso a una adolescencia en la cual no me senti muy feliz debido a la muerte de mi viejo, y en la cual me hice un poco adicto a la adrenalina.
Empece a juntarme con los chicos malos del barrio: "Buchi" , "el topo" , "Quesada" , y otros ejemplares de la raza inadaptada. Una de nuestras mayores diversiones era hacer la "ronda de kilombos" , que consistia en un circuito por el barrio en donde nos dedicabamos a apedrear casas, techos de tejas, tirar bolsas de basura adentro de jardines, provocar ancianas insultandolas, subirnos al Sarmiento con las remeras a modo de bolsa cargadas con paltas y tirarselas desde arriba del tren a los autos que esperaban para cruzar la barrera .
Lo que mas recuerdo de esa epoca era la sensación que me causaba no poder correr de la risa, de saber que nos estabamos zarpando y que la gente que nos corria nos queria matar.
Recuerdo cuando gomera en mano, le estabamos dando piedra y piedra a un cartel de una inmobiliaria sin acordarnos que estabamos enfrente de la susodicha inmobiliaria, cosa que irritó sobremanera al dueño y que le costo a un amigo una golpiza por parte de este señor.
Tambien gustabamos de meternos a la ex base aerea de Moron, e internarnos en ella a tirar con la 22 que se habia hecho de forma casera uno de los vandalos de turno. Siempre terminabamos siendo perseguidos a campo traviesa por camionetas o gente a caballo .
Eramos adictos a la adrenalina, tan es asi que no respetabamos ni nuestras casas, en un par de ocasiones en que fuimos a buscar al "Rena" y este estaba durmiendo la siesta, le atacamos el techo de tejas provocando su ira y su consiguiente respuesta en forma de rifle de aire comprimido.
Con el Rena, ibamos al mismo colegio y todas las mañanas tipo 7 y media , apedreabamos la misma casa, hasta que un dia se escucho estallar un vidrio y por razones de seguridad no volvimos a pasar por ahi por un largo tiempo, me acuerdo que teniamos restos de arena y material en los bolsillos de la campera(por las piedras guardadas) a los cuales llamabamos "sedimentos".
Esto ya parece la pelicula cuenta conmigo, pero algunos de estos chicos siguieron en su juventud con la vida agitada siendo que "Buchi" recorrio penales tales como Sierra chica, mercedes y Olmos , y es una incognita su presente para mi. "Quesada" termino siendo guardiacarcel en el nuevo penal de Ituzaingo, "el topo" es camionero ; el Rena vive en la costa y todavia tiene una gomera para espantar chimangos (la ultima vez que lo visite la rompi tirandole a uno), y yo bueno, aca estoy viendo que hago de mi mismo.

5 comentarios:

Limada dijo...

Es hermoso el post. Un resumen muy bien hecho.
Me dió ternura, no sé si es el relato o las hormonas... je.
Lo bueno de todo, es que estás viendo.
Ta luego Nico el Nadador :P

Limada dijo...

Ah! y un groso que pusiste la fotina alli.

MAMAESTAPRESA dijo...

me gusto mucho ... y me quede con ese comienzo de lectura, el de la tia, la libreria ...

y al final tambien eso quedo reflejado en la escritura del post.

gran saludo

reaccionario-inoperante dijo...

limada: gracias, no siempre le dicen hermoso a lo que hago.
mamaestapresa: gracias a vos tambien, me alegro que hayas rescatado las partes buenas de mi pre adolescencia turbulenta.

ceci dijo...

pero que lindos nenes!!!!!, jeje
aun me deben un par de tejas... que se me llueve el rancho!!!

bessitos, y que lindas epocas, y q lindo cuando se juntan y las recuerdadn(en palabras... ;)..

chausitos