domingo, 17 de agosto de 2008

Aprendizajes tardios.


Estoy aprendiendo a callarme la boca, a masticar las cosas antes de decirlas, a pensar en que puede haber un punto de vista totalmente opuesto al mio, y que por ende no puedo declarar lo que digo como verdad absoluta si no vivi la otra parte de la cosa, porque convengamos todas las cosas tienen "su otra parte".
O sus muchas otras partes.

Si, es una obviedad, pero lo otro que se me ocurria para escribir era infinitamente peor.

Y la foto me gusta mucho.

3 comentarios:

inezita dijo...

perece acelga cocinada la foto
:)

Limada dijo...

Sí, pero no comparto mi parte con todo el mundo, y por lo general mi parte coincide con las partes de las personas con las que intercambio.
Pero cuando comparto con otras personas que tienen una parte diferente pero interesante, excelente. Y sino que se pudran, porque la verdad hay personas con partes de mierda. Y con ese estrato de gente prefiero no compartir.
Así sea.

reaccionario-inoperante dijo...

jajaja, si, acelga, pero de la que te hace pensar y que las cosas puedan ser vistas desde muchos puntos.
Limada: Coincido con lo que decis sobre aprovechar las partes diferentes pero interesantes, y si, asi sea.