miércoles, 18 de junio de 2008

Tenes que tener muuucha mala suerte.

Venir desde Tucuman, sorteando piquetes, consiguiendo combustible y esquivando piedrazos.
Llegar a la plaza, y que por culpa del viento y la imbecilidad de un "compañero", se te caiga un farol en la cabeza y te liquide, TENES QUE TENER MUCHA MALA SUERTE.
No me molestaria, que de todo lo que los corderos pagamos en concepto de impuestos, y que es constantemente desviado a boludeses, se le pague una indemnizacion a la familia de este pobre tipo, que no solo, se comio el chamuyo de la redistribucion, sino que dio su vida por ello.

2 comentarios:

myris dijo...

Fue fortuito, punto, que se yo, es como nacer con un pierna 15 cm más corta.




Yo no fuí...

Loca_Sola dijo...

"fue una fatalidad" dijo la mujer de Alperovich, "era un gran militante". "nosotros no tuvimos nada que ver, la culpa es de ellos que cuelgan los carteles a los faroles" dijo macri.
cuestión es que el tipo fue a un acto, a cagarse de frio, y de repente...