domingo, 8 de junio de 2008

Conclusion de un sabado a la noche frio.

Hoy murio neustadt, hablar de el como un hijo de puta, no seria mas que ser demagogico.
Yo tenia 11 años, mi viejo laburaba en aerolineas y en su programa, visto en millones de hogares este tipo alababa las maravillas de las privatizaciones e invitaba y hacia campaña a favor de la politica de Carlos Saul. La parte de aerolineas donde trabajaba mi viejo, fue separada de la empresa y vendida a Yabran. Mi viejo perdio todos los beneficios posibles como empleado.
Al año siguiente mi viejo tuvo la mala idea de morirse, mi vieja solia decir que lo del laburo habia influido.
Yo tenia 12 años y eso lo tome como verdad absoluta, entonces culpe en parte de la muerte de mi viejo al turco, a sus ministros y a Neustadt, hace poco cai en la cuenta que cuando te llega la hora no importa que estes bien o mal en el laburo, te llega y ya.
Hasta hoy, tenia como enemigo a Neustadt, era mi referencia, jamas lo conoci, nunca lo trate, pero lo odiaba, me habia quitado algo, o habia ayudado a hacerlo.
Pensar asi, es infantil , literalmente, me basaba en un recuerdo de la infancia para odiar a alguien.
Hoy dia me broto cuando hablo del turco y su circo, y ahora entiendo porque.
Me parece hasta gracioso, y que loco que haya sido justo el dia que muere uno de ellos, uno de los enemigos de mi infancia.

Esto es lo mas coherente que puedo postear en este fin de semana.

Saludos reaccionarios

12 comentarios:

Lucas.- dijo...

No está nada mal para ser fin de semana.

Sls.

El Verdugo en el Umbral dijo...

No está mal echarle la culpa de las muerte e los explotadores. Sobre todo si es prematura como la de tu padre.
Y está muy bien odiarlos. Ese odio será el motor de cambio de esta mundo. Si lo tenés solo falta estudio y organización. Pero si solo tenés estos dos últimos y no aborreces a los explotadores estás frito. Un ejemplo son los imbéciles de la izquierda argentina
Alguna vez los habitantes de este país creyeron en la posibilidad de aportar a la felicidad del pueblo haciendo bien sus trabajos en las empresas del Estado. Era una actitud noble, saludable. Por eso fue golpeada toda esa gente por Menem, K, las grandes empresas monopólicas, los terratenientes, etc.…
Terminaron de hacer lo que iniciaron los milicos

Lo que ocurrió en tu caso es parecido a lo que viví yo con varios conocidos que trabajaban en ENTEL,. OSN, YPF; etc…
De todas maneras estamos nosotros, que pensamos y escribimos esto, que sobrevivimos y vamos a dar pelea fuerte.

Saludos cordiales, y no deje de pasar por casa.

reaccionario-inoperante dijo...

lucas: Gracias por pasar, es lo que hay.
Verdugo: No es que los odie, lo unico que si se es que representaron y representan lo contrario a lo que pienso, la muerte de mi viejo fue algo que iba a pasar, seria discutible echarles la culpa, lo que si, muchos de la generacion que estaba en edad de votar en ese momento, deberian hacerse cargo de que le creyeron a personas que los estaban saqueando, hay toda una generacion de pibes que no se alimentaron bien, que son victimas tanto de los explotadores hijos de puta, como de los incautos que los votaron.
Lo peor es que todo sigue igual, y no se les reclama socialmente por nada, andan tranquilos por la calle, cuando como minimo merecerian la suerte que corrio Aramburu.
No odio, pero no me olvido, y se lo cuento a quien quiera escuchar, pera que no vuelva a repetirse.

inezita dijo...

:)

a fin de cuentas, lo unico que uno no puede evitar, es la muerte.

claramenta dijo...

por ser un fin de semana, y una carga emocional tan grande, es muy coherente,cohesivo y correcto lo que escribiste.
Yo odie al tiempo,al paso del tiempo durante muchos años.Odie a la religión en mi etapa adolescente,y culpe a cielo y tierra porque me había quitado algo que amaba(mi madre)
pero con el tiempo ves, que odiar no soluciona,es mejor revertir toda esa energía en algo.
Y aún lo intento.
pero de vez en cuando se me escapa algo como...este tiempo hijo de puta!

Saludos reaccionario!

El Verdugo en el Umbral dijo...

Lo peor es que todo sigue igual, y no se les reclama socialmente por nada, andan tranquilos por la calle, cuando como minimo merecerian la suerte que corrio Aramburu
Mire hombre.
Primero que sí se le reclama. De hecho Ud lo hace en este blog y reconoció hacerlo con sus compañeros de trabajo. Eso es moneda corriente en nuestro país. Y más temprano que tarde arderá Troya.
Lo de Aramburu tuvo su mérito, es indiscutible, y hasta su ética si lo prefiere. Pero me quedan dudas sobre si esa forma de acción suma en política. El ejemplo sirve para encontrar puntos a favor y en contra siempre desde un punto de vista de clase, claro está
Por último digo: No necesariamente el odio es energía positiva. El Ejército Rojo, cargado de odio, claridad ideológica y correcta táctica le puso un golpe definitivamente al gusano fascista, por poner un ejemplo.
Saludos revolucionarios

Ánima mundi... dijo...

Comprendo tu enojo,no hiciste más q relacionar hechos.

Mirá,te cuento lo mio, nada q ver, salvo porq tiene en común al reciente difunto... mi suegra laburaba con cama, en la casa de unos parientes de Neustadt, al hijo de ellos,el viejo le había regalado un muñeco,pero como no le gustaba se lo regalaron a mi suegra, y ella a su vez se lo trajo a mi nena.
El asunto es que medía como medio metro, era de tela relleno,venía vestido,incluso tenía zapatitos ,parecía un nene de verdad,se paraba contra la pared,como contando cuando jugas a las escondidas peroooo,si lo dabas vuelta :no tenía cara, un horror,era tenebroso, posta...lo tiramos
Saludos!

Chancha dijo...

Mi viejo también laburó en aerolíneas y fue explotado hasta que no dio más. Me acuerdo que fui a verlo a terapia intensiva y tenía a una mina con una parva de papeles para firmar.
Te mando un beso.

myris dijo...

Y sí, los daños colaterales que no se tienen en cuenta cuando de políticas se habla es por ejemplo ésta que contás vos...
Pero ni siquiera vale la pena la energía de odiarlos.
Un abrazo!

El Verdugo en el Umbral dijo...

Vale la pena odiarlos si eso es el paso anterior a combatirlos. Sin odio no hay cambio.

reaccionario-inoperante dijo...

No necesariamente hay que odiarlos a a ellos, pero si no olvidarse, no dejar que otros de su escuela nos hagan lo mismo.
y estos que estan, no discuten sobre los hechos consumados que nos dejaron sus predecesores y eso me saca de quicio.
Como bien dijo la grossa myiris, los daños colaterales no se miden en personas, algunas aprendemos a superarlos, pero otras pueden buscar venganza y tal vez sean las que ejecuten algun dia.
Algun dia los olvidados van a ir a buscar lo que es suyo, y ese dia no habra contemplaciones con quien se divirtio a su costa.
saludos reaccionarios

El Verdugo en el Umbral dijo...

Es posible que en todo acto de justicia popular haya venganza. Imposible generalizar. Va dentro de cada uno. Si la lucha nos encuentra en la misma trinchera o entrando victoriosos a Plaza de Mayo montados en 3cv es indiferente que si vos y yo sentimos odio o sed de venganza. El frente por la liberación debe necesariamente diverso en estas cuestiones…