viernes, 16 de octubre de 2009

Mi amigo el buchaca.

No me acuerdo si alguna vez escribí o nombré a mi amigo buchaca en este blog, resulta ser que con buchaca nos criamos en el mismo barrio. No fuimos amigos hasta la adolescencia, en la infancia fuimos rivales y nos agarramos a piñas en muchas ocasiones, llevando yo las de perder la mayor parte de ellas.
Los flacos pelean hasta ser picadillo dicen en el club de la pelea, y buchaca entraba en esa categoria, flaco desgarbado, alto y bizco, con un par de operaciones para corregir la postura de cabeza contra hombro que le provocaba su problema en la vista.
Yo era morrudo, pero por cada trompada que pegaba yo, buchaca me acomodaba dos, ganandome por cansancio. Tirando piedras no tenia par, era lejos el que peor veia del grupo pero el que mejor tiraba, tanto con gomera, a mano o con rulero y globo. En uno de nuestros tantos ataques a los vidrios de una iglesia del barrio, traspasó persiana y rompió vidrio desde una distancia grandisima, esa y muchas otras barbaridades (una vez le pego un bombazo en carnaval a una señora que pasaba en una miniroda, a la altura de las costillas y la dejó casi fuera de combate), hicieron que se convirtiera en una especie de heroe.
Sin olvidar cuando, despues de haber inflado la bombucha carnavalesca, con una piedra incluida en su interior, se la tiro a Vico, una de las chicas del barrio y al explotar la bombucha en el aire, lo unico que le pegò a Vico fue la piedra a la altura del cuello.
Cabeza dura buchaca, no dudaba en golpear a la gente, siempre era sacado de los boliches por iniciar grescas, inolvidable un año nuevo, cuando en Zoe, un boliche de Padua con forma de castillo, llego a iniciar cuatro kilombos en el lapso de 10 min.
Tambien estuvo en silla de ruedas, con yeso, cuando le pegaron entre cuatro, segun dicen , lo tuvieron que tirar al suelo entre tres, porque de parado los estaba cagando a palos. Tiempo despues llegó a su etapa mas marginal, llegando a recorrer carceles bonaerenses y siempre volviendo sano y salvo al barrio.
Ahora no se sabe donde está, se oyen rumores cada tanto, de huidas a otras provincias, de negocios turbios.

4 comentarios:

LUX AETERNA dijo...

Ese buchaca es un personaje de leyenda!! quiero mas historias es para mi la reencarnación de uno de esos semidioses como Hércules!
Dale contá pero con mas detalles.
Te mando un abrazo

Niño resentido. dijo...

hay mas, esto recien empieza, el buchaca es leyenda.

Limada dijo...

:) te quiero Nico.

Anónimo dijo...

Hello, as you may already noticed I'm recent here.
Hope to get some assistance from you if I will have any quesitons.
Thanks in advance and good luck! :)